La edición de la X-Race de Motorland este año no ha podido ser mas atractiva, con el barro y la lluvia como protagonistas han hecho las delicias para unos y el infierno para otros. La dificultad de esta prueba y el añadido climatológico la han hecho especialmente dura. Para el recuerdo van a quedar unas de las imágenes mas bonitas de la lucha contra el barro en el entorno de Motorland, mucho, mucho publico viendo el desarrollo de la carrera y muchos de ellos ayudando a pasar a los pilotos por las zonas mas agrestes y resbaladizas.

Publicado en Blog